Mauthausen: la experiencia al vivo

Aquella excursión de marzo del 2019 comenzó con la llegada a un teatro de ambiente tétrico aunque curioso, llevándoles a aquella época en medio del holocausto, contando con ropajes y muebles de aspecto antiguo y desgastado y la tan conocida alambrada entre grandes palos de madera. La tensión era palpable entre los espectadores en el momento en que la actriz apareció en escena después del sonido de un tren. 

Tal y como es contado, la forma de romper la cuarta pared que usó la actriz hizo sentir al público más intrigado en la historia; como si fuese un familiar tuyo quien narraba aquellos hechos, haciéndote imaginar cada detalle. Incluyendo la ilusión con la que dijo que creía que volverían a España, justo antes de ser llevados a Mauthausen.

Primero contó un poco sobre cómo era la vida en aquel campo de concentración, como la gente se ayudaba por humanidad y no por organización, como te obligaban a trabajar con la boca abierta para que no pudieras llevarte bocado a la boca. 

Después explicó el horror que sabía que sentían aquellos que visitaban la cámara de gas. Algunos se quedaban paralizados esperando su final mientras que otros simplemente trataban de resistir y de salir de su asegurado fin. “La desesperación humana no tiene límites” fue una de las frases que nuestra actriz remarcó en aquel melancólico momento.

Cuando la actuación finalizó, la actriz con el sentimiento al rojo vivo y los ojos llorosos se dedicó a responder las preguntas de los asistentes. 

La primera pregunta fue sobre el esfuerzo que le suponía representar la obra, mas ella dijo que le ayudaba y le hacía bien. Esa pregunta dio pie a otra sobre la dificultad de no caer en sus emociones y ella afirmó que efectivamente, por la temática de la obra, Mauthausen: la voz de mi abuelo es muy emotiva.

Las dos siguientes preguntas fueron sobre su abuelo; sobre cuándo volvió y cuándo se enteró de lo ocurrido. Inma contó que la primera hija de su abuelo nació en Francia, pero que gracias a la dictadura volvieron a España. También explicó que se enteró de lo ocurrido gracias a una cinta grabada por él mismo, así que decidió ir a Mauthausen para ver lo que sucedió y aprender más sobre aquella terrible época.  

La actriz, para añadir mayor conocimiento sobre aquella pregunta, contó que en la cinta de su abuelo, él hablaba de una manera optimista dado a haberse acostumbrado, no recordaba haber notado algún indicio de terror u “oscuridad” en su forma de explicarse. 

Con la última pregunta, se quiso saber cuánto tardó en sacar a la luz el proyecto de “La voz de mi abuelo” y ella explicó que tardó alrededor de quince años en reunir tanto la información como la fuerza suficiente para convertirla en un texto dramático. 

Escrito por: Rita Diana Cubero Fernández y Jessica Barroso Ángel. 

1 pensamiento sobre “Mauthausen: la experiencia al vivo

  1. Me ha parecido muy interesante, y me hubiera gustado tener la oportunidad de ver esta obra. Creo que es muy importante concienciarnos sobre el holocausto y tener conocimiento de todo lo que pasó durante la segunda guerra mundial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*